BLOG

LAS MEJORES PROMESAS: EN TORNO A LA MESA

18 Dic 2015, Publicado por SevillaLaJarana en General

La llegada del año nuevo es un momento para compartir con las personas que queremos; son numerosas las reuniones gastronómicas que celebramos en estas fechas, y siempre con la mesa de protagonista. Los productos que decidimos que formen parte de ella hablan de nosotros mismos y son la carta de presentación con la que buscamos sorprender a nuestros comensales. Es por ello que en La Jarana buscamos no solo poner el broche final, sino dar comienzo al nuevo año ofreciendo la mejor calidad cada uno de nuestros platos.

Un comienzo a lo grande

Si algo no puede faltar en esta época son los productos del mar; de entre el abanico de posibilidades que nos ofrece, el langostino ocupa una posición preferente en la mesa, y como tal, lo tratamos en nuestros menús. Su bocado satisface a cualquier paladar no solo por su sabor, sino por las numerosas maneras de prepararlo. El langostino cocino sigue siendo la opción preferida de la mayor parte de los amantes del este producto ya que aseguran que es la mejor manera de apreciar toda la esencia del mar, y de eta manera lo servimos en nuestras comidas navideñas. Sin embargo, los más atrevidos apuestan por elaboraciones que saquen al producto de la tradición, como es el caso de nuestro  Crujiente de langostinos, pero sin perder si esencia.

El comensal más esperado

Reza el refrán que  “del cerdo gusta todo, incluso los andares” y, sin duda, su presencia en la gastronomía de todo el año lo pone de manifiesto. Es en estas fechas cuando más presumimos de los productos de nuestra tierra, en esta ocasión a través de uno de los más representativos, la presa ibérica. La gran acogida de esta pieza en las mesas va acorde a su sabor, aún desconocido para muchos por relegarlo a un segundo plano ante la popularidad del solomillo o el entrecot, pero los que lo prueban, repiten.

Se trata de una pieza que se sitúa entre el cabecero del lomo y la paleta, lo que podemos identificar como hombro del cerdo, y es idónea para prepararlo a la plancha, asada o fileteada. Esta carne destaca por su gran jugosidad y por ser muy nutritiva, dos cualidades que son posibles gracias a que la zona de donde procede cuenta con una gran movilidad.

A pesar de las múltiples opciones para presentarla en un plato, la presa a la brasa como la que hemos incluido en nuestro menú para estos días, pone sobre la mesa la calidad en cada bocado. Y no hay mejor forma de acompañarlo que con una guarnición que le dé protagonismo pero sepa acompañarlo a la vez.

Enlazando el conjunto

Para una comida de estas características, no podemos dejar nada al azar. Es importarte escoger un buen vino que bañe el conjunto, que potencie el sabor de cada plato. En La Jarana disponemos de una amplia variedad que se adapta a cada comensal, desde los tintos de nuestra tierra a las denominaciones de origen más selectas, por lo que podremos elegir el que más se amolde a nuestro paladar.

De la misma manera, el sorbete de limón de sorrento que acompaña cada menú entre los entrantes y los platos principales, pone el toque cítrico y refrescante que permite marcar un punto y seguido en el ritmo de la comida y favorecer a la digestión del conjunto.

Y si aún queda sitio para el postre, una selección de postres caseros cerrará este conjunto para el que esperamos que queráis repetir. Os animamos a sorprender a vuestros paladares con las texturas de la Navidad en La Jarana, repetiréis.